1825 días G&S

And on a blink 5 years have gone by… not one single one of them have gone without us loving you, remembering you, missing you our two sweet angels. 
La coexistencia es tan imprescindible como inevitable.

Las cosas serían distintas de haber seguido la vida el curso en lugar de truncarse pero aunque el pasado permanece vivo en nuestras memorias, hace ya 5 años que ocurrió y debemos ser capaces de recordar a la vez que continuamos.

La tristeza por no poder celebrar un súper cumpleaños para vosotros no es óbice para impedir que aprenda a disfrutar con las pequeñas cosas que la bendita cotidianidad me ofrece.

Despertar junto al milagro que es vuestro hermano, verlo sonreír, jugar con el… nos alivia en cierto modo la amargura que provoca no tener que estar ocupada en preparaciones cumpleañeras sino en su lugar encender dos velas que nadie soplará con ilusión para pedir un deseo.
La coexistencia es vital pues como ya he dicho en ocasiones anteriores la vida es unidireccional y solo camina hacia adelante .

Podemos y debemos pararnos un día, recordar, añorar, llorar, recogerse… es sano y necesario como lo es la asimilación y el continuar haciendo camino con las herramientas y los compañeros de viaje que tenemos la suerte de seguir creciendo juntos.
No puedo decir feliz cumpleaños porque sería en este caso una contradicción pero si quiero recordar paso a paso cada momento vivido hace hoy 5 años, 1825 días , a las 8 de la tarde. Intento darme tregua hasta esa hora pero lo cierto es que hace días que una sombra triste me persigue y he de ser valiente y dejarla estar, coexistir…

No pasa un día sin que estéis presentes en nuestras vidas pero quizá hoy con más intensidad rememoraremos vuestra llegada a nuestras vidas.
Gael y Summer allá donde estéis sabed que papá y mamá os amamos y amaremos siempre profundamente mis bellos y dulces niños.

Anuncios
Publicado en De los sentimientos | 1 Comentario

El primer día


Y casi sin darnos cuenta ha llegado otro primer día. Han habido muchos desde que naciste, incontables e irrepetibles pero el de hoy será especial porque marca el comienzo de tu andar autónomo. 

Han sido casi 31 meses de exclusividad y me siento tremendamente afortunada. Conscientes del privilegio que ha supuesto verte crecer a diario y acompañarte las 24 horas del día.Creo que hemos sabido darte las herramientas que necesitarás a partir de ahora para continuar siendo feliz mientras aprendes y creces.

Será difícil para los tres. Pero sabremos disfrutarlo, tanto como todas las pequeñas y grandes cosas que hemos vivido hasta ahora.

Hoy comienzas tu primer día de Guarderíay lo pongo con mayúsculas por la importancia que tiene: conocerás a la profesora, primer adulto que guiará tu aprendizaje fuera del hogar; le seguirán muchos y cada uno de ellos irá marcando un poquito tu ser. Compartiréis enseñanzas, risas, llantos, peleas y juegos pero sobre todo compartiréis camino. 

Nosotros te esperaremos con ganas de saber todo lo que has hecho en las horas que estaremos separados.

Atentos a tu crecimiento, felices por ti, como llevamos estando todos estos meses, días, años, minutos y segundos, porque eres especial, eres único y por fortuna eres nuestro hijo aunque no le pertenezcas a nadie pues libre es como has de ser toda la vida, libre, feliz y amado hasta el infinito y mucho más.

Crece, aprende, comparte y ámanos como te amamos y te amaremos siempre my little red delicious, our sweet pumpkin pie.

Love you forever and ever to the Moon and back an infinite amount of times!

Que tengas un primer día de guarde maravilloso y los que le sigan sean aún mejores!

Publicado en Cajón De Sastre | Deja un comentario

Pensamientos de una madre en crisis. Bye bye “ñiñi”.


Escuchas mil historias sobre el momento del destete.
La mayoría cuentan lo difícil que fue, lo mal que lo pasaron los hijos, los llantos, los gritos, las noches sin dormir y los agravios. Pero nadie cuenta la versión de las madres, supongo que habrá de todo, quien desde un principio por el motivo que fuese no diera el pecho y se haya evitado el conflicto interior que supone tener que dejarlo; quien lo diera lo justo e imprescindible casi por cumplir con los requisitos pediatricos, quien haya dado hasta que el bebé dijo basta, quien lo haya dado hasta los 5-6 años y quien, cansada de darlo, pusiera pies en pared pasados o no los primeros seis meses de vida.

En mi caso he de decir que lo he disfrutado mucho y que solo llevo cuatro días sin esa extraordinaria conexión y ya lo echo en falta.. está siendo muy difícil, es cierto, pero principalmente para mi. Mi hijo, por fortuna, ha entrado en una dinámica de cambio de conducta que yo he llevado a cabo con una estrategia dinámica y positiva y aún no ha derramado ni una lágrima al respecto ni ha pillado ningún berrinche, sin embargo, cada noche cuando lo dejo dormido contándole un cuento o acariciando su espaldita me veo tentada de volver a caer, de ofrecerle el pecho, de volver a sentir su respiración pausada pegado a mi, de oler su pelo, volver a la lactancia… no regreso porque se que sería confundirlo y no me parece justo. Quizá no haya elegido el mejor momento para mi para dejarlo, quizá si, pero una vez tomada la decisión hay que ser firmes.

Aunque he de confesar que a ratos lloro porque soy consciente de lo que estoy dejando atrás: Una experiencia única e irrepetible que he disfrutado plenamente durante 27 bellísimos meses.

Darle “ñiñi” ( que hasta para buscarle denominación tuvo arte mi hijo) ha sido maravilloso y guardaré en El Cajon de los bellos recuerdos cada uno de esos momentos compartidos de intimidad y unión.

Gracias tesoro mío por darme tantísimo a diario. Te quiero. Mamá. 

Publicado en Cajón De Sastre, De los sentimientos | Etiquetado | Deja un comentario

Niños del agua


En menos de un minuto puede girarte la vida. Aprendida la lección pero aún con espíritu positivo nos seguimos enfrentando con alegría y valentía a los caprichos diseñados por la Madre Naturaleza para nosotros.Hace unas semanas comenzó nuestro vuelo por las alturas, la vida volvía a besarnos con la bendita ternura de un embarazo no buscado pero infinitamente deseado.

Así, denominamos “almendrita” al futuro bebé y nos lanzamos de cabeza en la divina experiencia de sentir como va creciendo un ser en tu interior.

Cada día era prueba del milagro que estábamos viviendo.

Todo con tranquilidad y normalidad.

Sin embargo como ya sabemos la Naturaleza es caprichosa, por el motivo que sea ha decidido que almendrita no llegaría a estar en nuestros brazos, con el alma rota nos conformaremos con este revés y seguiremos luchando a diario.

Una experiencia más en mi andar de madre.

Un paso más hacia adelante.

Ahora toca recomponerse física y emocionalmente y disfrutar, seguir disfrutando minuto a minuto del milagro que supuso en nuestras vidas : Dylan.

Porque por él merece la pena seguir adelante.

Si la vida así lo quiere habrá más oportunidades.

Yo seguiré esperanzada y positiva porque es como entiendo que hay que vivir.

Hoy es un día triste. Pero vendrán otros mejores.

Publicado en De los sentimientos | Deja un comentario

Dicen que madre no hay más que una…

En la actualidad parece que ha de haber un día para cada cosa: del orgullo gay, del

Padre, contra el Cancer, contra la violencia de Género, día de la amistad, el de La Paz, de San Valentín comúnmente conocido como de los enamorados…y así un largo etcétera de días a celebrar, para conmemorar, para honrar y algunos para consumir que de todo ha de haber…


Hoy, nos toca a las Madres, lo escribo con mayúsculas por la importancia del nombre y lo que conlleva.

La madre nace, no se hace. Es una profesión de vocación a la que, si llegas por equivocación o porque sí, probablemente no logres nunca dar lo mejor de ti para su desarrollo.

Hay madres biológicas que no son tales y otras que sin lograr dar a luz lo serán toda la vida.

Yo, que estuve con la espada de Damocles tantos años sobre mi cabeza quiero centrar mi atención hoy sobretodo en las madres potenciales, las de corazón, las de vocación frustrada por la vida.


La que llega a este oficio sin esfuerzos normalmente ignora el milagro que supone que la vida te roce con su varita mágica y tú sueño se haga realidad. Las que, como yo, pasamos años deseándolo más que nada en el Mundo y haciendo todo lo que estaba en nuestras manos, nuestros bolsillos y nuestra salud física y mental por conseguirlo sabemos que solo son unas cuantas las afortunadas a las que les va bien a la primera y se quedan sin esfuerzos; lo abundante, tal como reflejan a diario las salas de espera de las consultas de reproducción asistida tanto públicas como privadas, es lo dificultoso; darse de bruces una y otra vez con la misma cantinela: quiero y no puedo.

Esas mamis en potencia son mujeres fuertes y altamente capacitadas para llevar a cabo la ardua tarea de criar y precisamente a ellas quiero dedicar parte de mi más sincera felicitación de este año: enhorabuena valientes, guerreras, luchadoras…y ¡felicidades!, logréis o no conseguir vuestro objetivo sabed que ser madre es mucho más que engendrar y parir.

Y vosotras siempre seréis mamás si bien por circunstancias de la vida quizá no de vuestras criaturas si que seréis madres universales capaces de amar incondicionalmente y sacrificaros. Os animo a que ante todo busquéis vuestro bien estar interior y aprendáis a vivir con la lucha que lleváis a cuesta. Lo sé, si alguna me está leyendo lo pensara: fácil de decir, difícil de

llevar a cabo. Pero la vida son opciones, siempre hay otras opciones, es cuestión de elegir las que nos vayan dando la felicidad aunque sea momentánea ( realmente es la única clase de felicidad que existe ).
Yo he sido ampliamente afortunada. No volveré a repetirme, prefiero centrarme en el ahora.

Cuarto año desde que fui mamá por primera vez y segundo con mi niño sano, fuerte, grácil y feliz en el Mundo. No creo que pudiera pedir nada más a la vida y sin embargo seguro que tiene más guardado para mi, y así seguirá siendo hasta que me vaya al otro barrio. Ya lo decía la madre de Forrest Gump “la vida es como una caja de

bombones, nunca sabes que es lo que te va a tocar”. Por el momento he saboreado algunos muy amargos pero de un tiempo a esta parte se han ido endulzando y me van sabiendo a Gloria Bendita.
No es fácil llegar y más difícil aún es mantenerse pero confío que con perseverancia y actitud positiva iré logrando tener éxito en esta complicada y laboriosa tarea de la maternidad.

A todas las Madres que ejercen como tal y lo dan todo a diario por sus cachorros: ¡felicidades! 

Publicado en Cajón De Sastre, De los sentimientos | Deja un comentario

Un día cualquiera


Días como hoy deberían ser eternos. Todos tendrían que tener la suerte de poder pasear bajo el sol cualquier mañana de Martes de cualquier mes, saber apreciar cada paso caminado detrás de nuestros hijos que tanto nos enseñan….

Ellos no entienden de dinero, ni de costes, ni de agobios; ellos sonríen porque corren libremente hacia la orilla por la arena, contigo detrás, la brisa marina les acaricia los cabellos y el sol les ilumina la cara. Eso, ese momento es vida. Para ellos , los más pequeños, ese ahí y ese ahora es su Todo. Tenemos tanto que aprender…


Hoy ha sido un día especial, enriquecedor y abundante. Estando sentada en la arena escuchando el dulce canto de las olas, respirando salud, he cerrado los ojos y he dado las gracias. Ha sido un momento de conciencia plena. ¿ se puede ser más rico que disfrutando de la libertad, el sol y viendo la sonrisa de tu hijo mientras hace castillos de arena?

A veces, nos olvidamos que la felicidad está en las pequeñas cosas. Nos creemos ciegamente lo que vende la sociedad donde vivimos: hay que trabajar mucho para conseguir más cosas materiales que nunca acabarán  de saciarnos y así seguiremos enganchados en la rueda establecida, cuan ratones en jaulas, el resto de nuestros días hasta que se acabe nuestra verdadera riqueza: el tiempo y/o la salud; cualquiera de los dos que se agote antes.

Pues bien, hay que hacer un pequeño esfuerzo e intentar recordar a diario o a menudo la belleza de las pequeñas cosas.

Ya lo cantaban los Beatles : “las mejores cosas en la vida son gratis”

Beatles: Money
Recientemente y de golpe he sabido que alguien muy especial para nosotros está enferma de cierta gravedad, confío que todo quede en anécdota como ella bien dice y pronto vuelva a su extraordinaria labor que tan sabiamente desarrolla. Este hecho me hace reforzar la idea que estamos aquí de paso, pero no debemos pasar desapercibidos porque solo hay una oportunidad de ser nosotros y ser todo lo felices  que  nos merecemos ser.  Cosas esenciales para lograrlo: salud, energía y conciencia.

Doy gracias de nuevo a la vida por dejarme ser consciente de lo afortunada y rica que soy, no hay nadie más pobre que el que solo mide su riqueza según su cuenta bancaria; como ya dijo Joaquin Sabina: ” Era tan pobre que no tenía más que dinero”

Pobre Cristina. Joaquin Sabina

Hoy fue un día cualquiera, pero no cualquier día. La familia, los amigos, la salud, la complicidad, el amor y el sol lo hicieron posible. Eso es lo realmente importante. 

¡Buenas noches y buen vivir!

Publicado en Cajón De Sastre, De los sentimientos | 1 Comentario

Popurrí 

Llevo tanto sin escribir para publicar que supongo que lo más fácil, es hacer un popurrí de experiencias.

La vida es así, un confetti multicolor a punto de explotar en cualquier momento y rociar mil papelillos por los aires, en cada papel vuela una oportunidad , una decisión, una aventura, quizá una opción, una alternativa. Cada color es un sentimiento experimentado o por experimentar: alegría, miedo, tristeza, locura, enfado, ansiedad, amor, ternura y así hasta pasado el arcoirirs con todas sus posibles mezclas.

No recuerdo bien a quién oí decir una vez que lo difícil no es saber que se quiere hacer en la vida si no averiguar que es lo que no queremos.

Siempre supe que quería ser madre, los años me enseñaron lo difícil que es conquistar lo que te propones especialmente cuando no depende plenamente de ti, sin embargo en ese departamento valió la pena la perseverancia, el dolor, la desesperación y el abandono ya que se vio gratificado con un regalo que llego a nosotros hace ya dos años.

También las andaduras me han ido confirmando mi pasión por los viajes y la vida en si ha hecho evidente que si algo te apasiona realmente y puedes permitírtelo has de dedicarle todo lo que puedas, viajar es mi pasión. Por eso planeamos con detalle cada experiencia, algunas tardamos años en llevarlas a cabo. Este último ha sido uno de esos viajes soñados y PRE vividos una y mil veces, imaginado hasta el detalle y por el que hemos estado ahorrando años.

Hemos pasado unas navidades poco usuales, distantes de los seres queridos, al otro lado del mundo.

Muchos eran los años de preparación y las ganas de ir a las antípodas , un sueño hecho realidad y más bonito aún si cabe por poder llevar de la mano a nuestro retoño.

Descubrir los sitios a a través de los ojos de los niños es maravilloso, viajar con ellos es muy enriquecedor y, al contrario de lo que opinan algunos, abre más puertas de las que cierra.

Han sido 7 semanas , 3 países (China,Australia y Nueva Zelanda) 10.000 kilómetros solo por tierra, vuelos…8 en concreto, acampadas, comidas en la carretera, descubrimiento de parajes incomparables, naturaleza pura, animales salvajes, diferencias culturales e inmersión lingüística.


Mosquitos, mosquitas de arena, saltamontes, grillos, cucarachas y toda clase de bichos pero también koalas, ualabis, canguros, dingos, wombats, possums, tortugas marinas y un largo etcétera de animales en su hábitat natural y extraordinario.

Cada aventura, cada experiencia nos ha enriquecido y nos ha alimentado. La mochila la traemos repleta de recuerdos imborrables.

El regreso ha traído consigo muchos cambios que esperemos sean para mejor, decir adiós a mi proyecto empresarial después de tres años no está siendo fácil como tampoco lo ha sido despedirnos de la abuela Pilar, que tanto nos ha dado a lo largo de los años y tanto nos deja. 

Decir Pilar es evocar el sostén que durante años ha sabido ser el ejemplo a seguir en esta familia, su carácter abierto, su saber escuchar y aconsejar, saber estar en su sitio. Abuela universal, capaz de repartir amor , cariño y respeto a todos los que por fortuna hemos podido disfrutarla en mayor o menor medida.

Siempre atenta, siempre agradecida.

Enamorada de su Paco y de su familia en la que tuvo la gracia de incluirnos a todos los que íbamos llegando.

Hoy lloramos su despedida pero nos queda la tranquilidad que se fue sin sufrimiento y sus enseñanzas y espíritu seguirán vivos en cada uno de nosotros.

Descansa en paz abuela Pili, te querremos siempre.

Publicado en Cajón De Sastre | Deja un comentario